JUN
24
2010

Clase magistral sobre la vocación en Facultad de Humanidades y Educación



Una charla plagada de reflexión sobre el sentido de la vocación y el arte de educar, impartió el destacado profesor chileno - español Enrique Cueto Sierra, en el marco de la solemne ceremonia de Inauguración del Año Académico 2010 de la Facultad de Humanidades y Educación de la Universidad Internacional SEK.


En la ceremonia, que se llevó a cabo en el auditorio del Campus de Providencia, participaron el Vicerrector Académico, profesor Emilio Gautier; el Decano de la Facultad de Humanidades, profesor Hernán Carrasco; y los Jefes de Carrera de Inglés, Roberto Pichihueche; Historia y Geografía, Jorge Olguín; Educación Física, Oscar Martínez; Lengua Castellana, Jorge Cabello; Educación Parvularia, María de la Luz Cano; Periodismo, Soledad Acuña; y Sicología, Mabel Bórquez.


El destacado docente Enrique Cueto Sierra fue presentado por el Jefe de Carrera de Lengua Castellana y Comunicaciones, Jorge Cabello, quien luego de referirse a los principales capítulos de su biografía, dio paso a la clase magistral que, con mucho humor, inició el profesor. No dudó en comenzar invitando a los alumnos de pie a sentarse al borde del escenario, “como si estuvieran en un concierto de Julio Iglesias”, dijo. Las carcajadas, que inmediatamente llenaron el auditorio, fueron el augurio perfecto de lo que sería la distendida conversación, con un público que, sin importar la fría mañana, repletó el lugar y escuchó atentamente lo que el académico tenía para decir.


La inquietante interrogante con la que dio inicio a su charla fue “¿Vale la pena educar?”. Su vasta experiencia, avalada en 60 años como educador, le permitieron entregar una amplia panorámica de la importancia del “llamado a hacerse cargo de esta aventura vocacional”, concluyendo que “pocas tareas humanas son tan gloriosas como ésta”.




Al finalizar el acto, el Decano Hernán Carrasco le hizo entrega de una placa recordatoria, en medio de una ovación generalizada. Al terminar, el profesor Jorge Cabello leyó una cita del filósofo romano Cicerón: “El labrador debe poseer la profundidad del filósofo, la sutileza del dialéctico, la memoria del pensamiento, la voz del trágico, la elocuencia del poeta y los ademanes del comediante…y le agregaría al señor Cicerón, la sabiduría del señor Cueto”.



...


Autor:

Juan Pablo Andrews.

Estudiante 2do año, Escuela de Periodismo

Pago en Línea

Realiza tu pago en línea desde aquí.