JUL
20
2015

Pedagogía en Educación Parvularia invistió a 14 estudiantes que inician su etapa profesional



Un momento emblemático y conmovedor fue el que vivieron las alumnas que recibieron el símbolo de la luz, ante la presencia de la Vicerrectora Académica, Eva Flandes; la Decana de la Facultad de Patrimonio Cultural y Educación, Vera González; la Jefa de Carrera, María de la Luz Cano; además de sus padres, hijos, esposos y familiares, instancia que representa la entrega del conocimiento, dedicación, amor y respeto por su disciplina.

En la apertura de la ceremonia de investidura la Decana Vera González junto con saludar y congratular a las estudiantes les conminó a “entregar al mundo laboral todo lo que han aprendido en el aula, pues esta etapa implica que lo teórico será examinado, por lo cual tienen una enorme responsabilidad al trabajar con niños, donde el respeto y tolerancia deberá ser parte sustancial de su quehacer, pero tengan la convicción que al elegir este camino han demostrado fortaleza y compromiso, por lo cual el orgullo y felicidad se manifiesta en sus familiares, docentes y en la Universidad”.

Posterior a ello la docente Alicia Schartazmann expuso la importancia de la profesión, manifestando que “sin educadores los niños seguirán siendo instruidos por el internet, por lo cual debemos realzar la carrera en su máxima consideración social, contribuyendo a la formación de los menores y la sociedad entera. La educación en valores, por ejemplo, es piedra angular de la etapa inicial del niño, lo cual es una tremenda tarea que hay que desarrollar con empatía, cooperación y respeto”.

Tras dicha alocución se produjo la instancia más esperada, la entrega de la piocha institucional por parte de la Jefa de Carrera, María de la Luz Cano, y el símbolo de la luz, donde la profesora Alejandra Rubio encendió las velas de las estudiantes, ritual que refleja la convicción, sabiduría, templanza y pasión por la profesión.

En nombre de las alumnas, Gabriela Pezoa dijo a la audiencia que “no nos dejemos vencer jamás y ante cualquier obstáculo debemos perseverar, esforzarnos por nuestros sueños y cumplir las metas, llenando de amor a las futuras generaciones de niños que estarán al cuidado de nosotras”.

Para culminar María de la Luz Cano subrayó que “la experiencia es vital, la cual acumularán a partir de ahora y les servirá para seguir adelante, sin olvidar que para ello deben querer aprender más, tener altas expectativas en su desempeño y con el trabajo con los niños, saber observar y analizar lo que está pasando con los menores, escuchar a los pequeños y entender sus diversas necesidades, mantener la curiosidad y preguntarse a diario qué cambiar, reconocer los errores y aceptar críticas, leer incansablemente, compartir experiencias y, por último, pero no menos importante, aplicar el razonamiento y la justicia que son las energías que nos mueve como educadores”.

Así las estudiantes Gabriela Aliaga, Karla Ferri, Claudia González, Katherine Martínez, Harlett Negrete, María Fernanda Pavez, Gabriela Pezoa, Thiare Pizarro, Angélica Ramírez, Nicole Riquelme, Maritza Stam, Graciela Toledo, Camila Valenzuela y Patricia Vergara, dieron un trascendental paso al iniciar su práctica profesional.



...


Autor:

Dirección de Comunicaciones

Pago en Línea

Realiza tu pago en línea desde aquí.